martes, 11 de enero de 2011

Little Giants (1994)

Una noche de este finde pasado, en el que no he tenido ningún plan, me puse a hacer limpieza de disco duro, viendo que tenía por ahí desde hace tiempo. Y me encontré con esta película, y me alegro la noche. Y es que para los que sean de mi época, nacido en los ochenta, en mi caso a finales de estos, y hayan crecido en los noventas, recordará esta película porque la han repetido innumerables veces en televisión. Para los que no la recuerden, trataba sobre dos hermanos que desde pequeño, uno era el campeón y el otro era un "perdedor". Crecieron y uno triunfó en el fútbol americano y el otro montó una gasolinera en su pueblo. Y trás ver como su hermano trata a unos niños dejandolos fuera del equipo infantil, incluida a su hija, decide montar su propio equipo. Pero en el pueblo solo puede haber un equipo así que se juega un partido para ver quien se queda. Lo que me gusta de la película es que trata de perdedores, de los típicos niños que nunca son escogidos para jugar o que en el colegio son escogidos los últimos. Los niños no son buenos deportistas pero son graciosos. En las pelis de deportes siempre se da importancia al equipo, es lo que remarcan todas, esta no, aquí te hacen saber que con esfuerzo todo se puede coseguir, es un mensaje un poco ideal, pero es algo que se le debe transmitir a los niños. La película estaba protagonizada por Rick Moranis, que era el hermano perdedor, y que nose si sigue trabajando o seguirá encogiendo y agrandando a su familia. A su hermano lo interpretaba Ed O'Neil, a él lo podéis ver todas las semanas en la serie cómica, Modern Family. Solo que por aquel entonces estaba mucho más joven y atlético.

Entre los niños se encuentra 'Icebox', que era la niña del hermano perdedor, pero una autentica estrella del fútbol, interpretada por Shawna Waldron,ella es una machorrilla que dice que no le gustan los niños, pero eso cambiará cuando vea al rubito. Este es el quaterback y está interpretado por Devon Sawa, el niño protagonista de Destino final.

Entre los demás niños no hay ninguno, o eso creo, que hayan sido muy famosos. Está el niño negro, que corre mucho pero no es capaz de atrapar la pelota, que su historia me suena mucho a una que se da en Equipo a la fuerza, incluso hay una escena muy parecida en la que se unta pergamento para poder atrapar la pelota.

Uno de los que me hace mas gracia es el hipocondriaco, que quizás lo recordeis también de Jack, junto con Robin Williams. También está el gordito, que monopoliza los chistes de pedos. O el niño cuyo padre está siempre de viaje, pero llega a lo justo para verle marcar un touchdown. Están todos lo tópicos posibles.

Pese a todo es una película que me moló de niño y que aún me sigue molando. Y diría que se la enseñaré a mis niños, pero como no pienso tener, ya se la enseñaré a los niños de alguien. Sin más, para todos aquellos que no la conozcais, y algún día no sabeis que ver o no tenéis ganas de pensar mucho viendo una peli, esta es la vuestra, que seguro que la disfrutais.

4 comentarios:

  1. hola :D acabo de ver esta pelicula, y me parecio demaciado buena, me emocine mucho, como si fuera un partido de verdad, grite y salte xD .... es muy buena la pelicula gracias *-*

    ResponderEliminar
  2. Hola, pues sí, es una de mis películas de la infancia, muy divertida de principio a fin.

    ResponderEliminar

No seas timido/a, y dime lo que piensas...